Se me ha mojado el móvil ¿que hacer?

Un celular mojado puede ser una gran calamidad, un desastre que no queremos imaginarnos ni en nuestras pesadillas más terroríficas. Esta es una situación por la que hemos pasado muchas veces y debes creernos que muchas veces la solución ha sido comprar un nuevo smartphone ya que hemos actuado de forma desesperada e impaciente por recuperar la conexión con nuestro mundo digital. Por eso es que si no quieres perder tu querido celular lo primero que debes hacer es mantener la calma, respirar profundo, poner tu mejor cara y preguntarte: Se me ha mojado el móvil ¿que hacer?


¿Qué hacer o qué NO hacer?

Los teléfonos inteligentes y el agua simplemente no se mezclan, y esto es algo que millones de personas que sufren los huracanes masivos de esta temporada están aprendiendo. Pero no hace falta un huracán para que recibir una pequeña clase de nuestro amigo Murphy. Con que se nos caiga en un inodoro recién utilizado basta y sobra para probar este punto.

Lo primero que debes NO hacer es no intentar encenderlo de inmediato. Y si aún está encendido, debes proceder a quitarle la batería. El siguiente paso que te recomendamos es que busques ayuda profesional para que aumentes las probabilidades de que tu smartphone se recupere sin secuelas graves de su aventura acuática. También existen opciones de solución caseras pero eso baja tus posibilidades de éxito.

Los expertos dicen que incluso si un teléfono está muy empapado, hay pasos que puedes tomar para recuperarlo, pero se necesita paciencia y la posibilidad de dejarlo solo. La paciencia es clave.

Lo que mata a un teléfono mojado es la electricidad, No intentes cargarlo. No lo enchufes para ver si funciona. Si está encendido, la electricidad fluirá, tocará el agua que está dentro y ahí es cuando se fríe la placa (circuito). Esto también es cierto incluso si tu teléfono sigue funcionando después de haberlo dejado caer en el agua. No has tenido suerte. ¡Apagalo!

Hay mucha gente que viene y dice: ‘Lo dejé caer en el agua y lo saqué muy rápido y pensé que tuve suerte, y al día siguiente la pantalla táctil no funcionó’. Evita tú ser parte de una historia similar. Lo que sucedió realmente es que el agua tardó un poco en alcanzar conexiones sensibles dentro del teléfono. Una vez que lo hizo, el agua lo cortocircuitó.

En una pequeña cantidad de casos, los teléfonos mojados pueden secarse por sí mismos en el transcurso de días o semanas. Pero no es común. Y aunque algunos teléfonos modernos son resistentes al agua y pueden soportar una caída rápida en un cubo o el inodoro, ninguno es a prueba de agua.

Se me ha mojado el móvil ¿que hacer?

Varios sitios web que quieren solucionar el problema de “Se me ha mojado el móvil” sugieren colocar los teléfonos empapados en una bolsa de arroz crudo para extraer el agua. Pero eso en realidad no funciona eficientemente y también puede introducir polvo y almidón en el teléfono.

Sacar la pila y dejar el teléfono secándose con el sol es mejor alternativa. También puedes usar un secador para el pelo. Y puedes rezar para que funcione. No queremos ser chistosos en este punto, pero puede funcionar porque hemos logrado salvar celulares de esta manera.

El método preferido para secar con seguridad los teléfonos es hervir el agua dentro de ellos a bajas temperaturas bajo vacío. El secado al vacío es una excelente opción profesional. Los teléfonos se colocan en una cámara ligeramente más pequeña que una caja de zapatos y luego se ponen bajo vacío mientras se calientan.

Cuanto menor es la presión, menor es la temperatura a la que hierve el agua. La máquina permite que el agua dentro del teléfono hierva a temperaturas que no pueden dañar los componentes, generalmente en unos 30 minutos.

Mientras más pronto se seque un teléfono, mayores serán las posibilidades de sobrevivir. Dentro de las 36 horas, las posibilidades de éxito son tres de cada cuatro. Después de eso, desciende a menos del 50%. Pero eso es solo si no intentaste cargarlo o encenderlo.

El agua del océano es una historia diferente

El agua de tu casa, como la de tu inodoro, o el agua de una inundación, ya es bastante malo para tu teléfono. Pero el agua salada es otra cosa completamente diferente, dicen los expertos. Las sales en el agua del océano son fuertemente corrosivas para la electrónica y pueden dañar mucho más rápidamente un teléfono.

Si es imposible que un teléfono se seque al vacío luego de varios días, hay un último truco que se puede intentar.

Si, y solo si, estaba en agua salada, entonces recomendamos colocar el teléfono en una bolsa Ziplock con agua embotellada y purificada y añadir solo una pizca de bicarbonato de sodio. Parece contradictorio, pero el bicarbonato de sodio contrarresta la corrosividad del agua salada hasta que puedas limpiarla profesionalmente.

Alégrate, ya no llorarás porque “Se me ha mojado el móvil”.

No Responses

Write a response

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies